¿En dónde están las oportunidades?

Hoy vi un post en Facebook que decía “Trabaja, ahorra, viaja y repite” y por curiosidad, le dediqué un par de minutos más a la lectura de los casi veinte comentarios más relevantes, en donde las opiniones reflejaban optimismo hacia esta forma de vivir, hasta la negativa de “no acercarse a la realidad”. Era claro, unos veían area de oportunidad y otros simplemente no, entonces me pregunté, ¿En dónde están las oportunidades?

Después de esto, lo estaba compartiendo en mi muro, acomodando ciertas partes conforme a mi respuesta: Yo trabajo mientras viajo, y no por eso dejo de disfrutar mi viaje, amo lo que hago y me apasionan todos y cada uno de los proyectos en los que estoy involucrada, – entonces pensé – para mí el enunciado sería más acertado si dijera:

Trabaja mientras viajas y disfruta mientras trabajas, gana dinero, ahorra para invertir, y gasta para viajar, ¡Mucho más atinado! Entonces, ¿Por qué no todo el mundo lo hace? ¿EN DÓNDE SE ENCUENTRAN LAS OPORTUNIDADES?  ¡TÚ LAS CREAS!

Les voy a contar una anécdota que me permitirá explicarles el como uno crea las oportunidades, hasta en los escenarios menos pensados.

Durante la pandemia, por cuestiones de negocios, tuve que viajar a Morelia (yo vivo en Querétaro). Los papás de una amiga me llevaron hasta unas oficinas ubicadas a 20 min del centro de Morelia, donde precisamente yo tenía reservado mi airbnb. Solicité un uber, me despedí de ellos, subí mis dos maletas pequeñas (sólo viajaba una semana), saludé al conductor y comencé mi viaje.

– ¿De vacaciones en plena pandemia, señorita?

– Vacaciones y trabajo también.

– ¿Cómo? ¿Pues a que se dedica?

– Hago marketing y trabajo con un equipo de profesionales en gestión de redes sociales, diseño web y diseño gráfico, ¿Y tú? ¿Trabajas en otro lado aparte de uber?

Y eso fue todo, (Leer: Aprende a escuchar a tu cliente) dejé que Eleazar me platicara de sus proyectos, sus anhelos, me contó que después de trabajar 20 años con un banco fue despedido, que no había estudiado en la universidad y que eso le atemorizaba; que trabajaba en uber mientras resolvía junto a su grupo 3 de amigos, con las mismas condiciones de despido, “qué iban a hacer ahora” si durante más de 20 años, lo único que habían hecho era trabajar para un banco.

– Si yo fuera tú, -le dije- ofrecería asesoramiento financiero y crearía contenido que educara y ayudara a las personas en materia de créditos, préstamos, etc.

Platicamos más y en un semáforo en rojo, ya me estaba compartiéndo su teléfono para acordar reunirnos más tarde con sus socios, y de esa reunión, he trabajado con ellos herramientas y estrategias de marketing, así como el desarrollo de un sitio web. 

Mi estancia inicial de una semana, se alargó 20 días más. Me encontraba viajando, trabajando (en mis proyectos personales, los de la empresa con la que trabajo, y el proyecto de Eleazar), ahorrando y sobretodo, disfrutando de vivir en una de mis ciudades favoritas, que si bien, no podía realizar muchas actividades, podía comer y tomar un café en los portales, tener tiempo para mí y obtener la claridad para el nuevo proyecto personal que estaba a punto de emprender.

A partir de ese día, platico con todos los conductores de los coches que solicito.  Además de varios proyectos más, he conseguido un amigo, que está próximo a casarse y que requiere el servicio de impresión, video y fotografía (otro proyecto que me emociona demasiado y del cual podré platicarles próximamente).

Lo que simplemente podría significar un viaje de máximo 20 min, ahora representa para mí una oportunidad de negocio, ya que según mis cuentas, 7 de cada 10 de ellas y ellos, tiene como principal actividad económica otro trabajo, su actividad secundaria o temporal es ser conductor.

NADIE ME DA ESAS OPORTUNIDADES, si ambos nos quedamos callados, o si yo me quedara callada, no se generaría nada, sin embargo, si yo pregunto, ¡YO ESTOY CREANDO MIS OPORTUNIDADES! de igual manera lo puedes hacer tú, con tu profesión y modelo de negocio, en otros escenarios y con otras circunstancias; tal vez en una de tantas oportunidades, puedes generar una que sea tan buena, que cambie para siempre tu manera de trabajar, e inclusive, tu manera de vivir.

“Trabaja, ahorra, viaja y repite” si, ¡Házlo! Pero no olvides integrar en ese proceso, el disfrutar tu trabajo, ahorrar para invertir y gastar para viajar 😉

¿Qué te pareció esta entrada? Deja tus comentarios y platícanos, ¿Qué opinas?¿Estas list@ para crear tus oportunidades?

Emprendedora, síguenos en nuestras redes sociales.

5 comentarios en «¿En dónde están las oportunidades?»

  1. Así es, las oportunidades se crean y actualmente somos muchas las mujeres que trabajamos en lo que nos gusta y apasiona, así que sigamos adelante motivandonos con las historias de éxito de otras mujeres que a pesar de las circunstancias están saliendo adelante a través de su creatividad, trabajo y alegría por lograr sus sueños. Gracias por compartir y recordarnos que disfrutar es esencial en la vida.

  2. Así de simple ó así de complicado, es tal cual como lo quieras ver, disfrutar lo que haces es la magia, tener una actitud positiva y no despegar los ojos de la meta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba