Emprendedoras

Emprendedoras

«Tomé mis miedos, los miré de frente y los atravesé, tomada de la mano de mis seres queridos, pareja y familia tomé la decisión de emprender nuevamente.»

¿Qué quién soy? Es la pregunta más difícil que me he hecho los últimos 31 años de mi vida. Es difícil responder esta pregunta porque estas palabras que lees se quedarán grabadas en internet durante un tiempo que quizá, sea infinito. Y yo, al igual que todas las personas soy un ser cambiante, que evoluciona y que el día de mañana tendrá tal vez, otra descripción.

Por eso quiero hablarte de mi esencia que, estoy segura, sigue siendo la misma con el paso de los años.

Desde niña siempre me ha gustado ayudar a la gente, y al día de hoy sigue siendo así.

Te contaré aquí mi historia.

Recuerdo perfectamente que mis sueños y mis juegos cuando era niña se enfocaban en la industria de los servicios, soñaba con atender una panadería para envolver los panes en un papelito transparente; en ser cajera del súper para digitar los números en la caja registradora lo más rápido posible y también en ser cajera del banco para contar billetes muy rápido.

Llegó la adolescencia ¡qué confusión!, como en la vida de cualquier adolescente hubo momentos de desenfreno, enojos, confusión y risas, de esas que sacan lágrimas. Un día llegó el momento en que mis padres preguntaron ¿qué quieres estudiar? A lo que, en mi vaga idea de lo que era, contesté: sexología. Debido a la falta de información en casa y a los mitos que se tienen al respecto, fui llevada por otro camino, primero, por el camino de los idiomas y cuando tuve la madurez y la fortaleza mental para decidir, emprendí un camino maravilloso en la Administración de Instituciones.

Fue así como cursé la licenciatura más rara que yo hubiese escuchado en mi vida, pero que me dejó un gran regalo, y es que lo que se arraigó dentro de mí, fue el sentido humano. Ese sentido de la vida, de entender y de respetar a las personas por el simple hecho de ser seres humanos, de darles el valor intrínseco, es lo que hasta hoy en día prevalece en mi vida.

Pasados algunos años de experiencias formidables en la CDMX, tomé la decisión de partir a la Riviera Maya, con dos maletas y con la incertidumbre de saber si estaba haciendo lo correcto. Así, me sumergí en el servicio al cliente, para ser más específica, comenzó mi profesión en la hotelería. Una industria altamente demandante que tiene momentos maravillosos pero también los tiene malos, en donde personas de otros países y culturas, frustradas por alguna falla en sus planes se acercaban a mí exigiendo soluciones inmediatas y en muchas ocasiones, imposibles.

Cambié de compañía y de destino turístico un par de veces, pero siempre en la misma área, y es que increíblemente, en ese trabajo continuaba desarrollando mi esencia, ayudar a las personas.

Hasta la fecha la satisfacción de poder ayudar y aportar momentos de tranquilidad y de disfrute a las personas, sin importar el color de su pasaporte o el de su piel, es lo que me hace sonreír después de un día agotador.

La vida da muchas vueltas, a veces navegamos en aguas calmadas y dulces y otras veces navegamos en aguas violentas y saladas. Y en un momento de calma, cuando nada pasaba, decidí retomar lo que alguna vez quise, ser sexóloga.

Prepararme para eso no fue un camino fácil, puedo decir que fue uno de los caminos más difíciles de andar, porque se necesita introspección, de esa que es incómoda, mirar de frente los miedos, cuestionar las creencias, ahondar en los huecos más profundos del ser para poder sanar y entender la sexualidad humana.

Y aquí estoy, feliz, escuchando historias increíbles de vida de mujeres maravillosas, aprendiendo de cada una de ellas. Aportando mis conocimientos y experiencias, pero sobre todo ayudando a las mujeres a disfrutar de una sexualidad plena y sana.

Pero esta gran historia no se acaba ahí, ¿te acuerdas que quería ser panadera y cajera? Pues hace apenas algunos meses, tomé mis miedos, los miré de frente y los atravesé, tomada de la mano de mis seres queridos, pareja y familia tomé la decisión de emprender nuevamente.

Ahora tengo una cafetería en donde no sólo comparto horas de pláticas enriquecedoras con mis clientes, también horneo el pan, digito las cuentas en la caja registradora y cuento los billetes ¡lo más rápido posible!

Lo único que me queda decir es que no sueltes los sueños que alguna vez tuviste, estoy segura de que tanto tú como tus metas en la vida van a evolucionar a lo largo de tu vida, pero tu esencia siempre estará a flor de piel, esperando salir, esperando hacerte feliz.

140_logo

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Email

¿Qué te pareció este blog? Compartenos tu opinión, es muy importante para nosotras, ¿Haces lo que te apasiona? ¡Cuéntanos! ¿Cuales son tus proyectos, metas o sueños?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BLOG EMPRENDEDORAS

No dejes de leer ...

#EdiciónEspecial: Ana Sofía Martínez

«Un emprendedor o una emprendedora, es una persona que transforma entornos desde donde está: como EMPRESARIO/A O COMO COLABORADOR/A.» así suele comenzar Ana Sofí sus conferencias, y para EMPRENDEDORAS ella

#EdiciónEspecial: Nicole Sánchez

Mi nombre es Nicole Sánchez Martínez, tengo 20 años de edad y vivo en la Ciudad de Querétaro, soy estudiante, en la facultad de Psicología de la UAQ, y por

MONETIZACIÓN DE TU EMPRENDIMIENTO

Primero comencemos por entender, ¿Qué es la monetización? La monetización es el conjunto de esfuerzos (estrategias y procesos) de una compañía o emprendedora por generar facturación y beneficios de los

Maternidad y emprendimiento

«Ser una madre emprendedora te proporciona una mayor flexibilidad a la hora de organizar tu tiempo y de poder disfrutar de tus hijos.»   Esta forma de ganarte la vida

Los derechos de la niñas y los niños.

Como parte de esta semana tan importante en el tema de celebrar, cuidar y visibilizar las necesidades de todos nuestras niñas y niños; Nos dimos a la tarea de investigar

Emprendedora, síguenos en nuestras redes sociales.

Scroll hacia arriba