Emprendedoras

Emprendedoras

«La historia con mi emprendimiento es una montaña rusa de sucesos que comenzó, por ahí del 2013»

¡Hola! Mi nombre es Vero Guevara, soy de San Luis Potosí capital. Estudié la carrera de Diseño Industrial en la UASLP, de la cual me titulé (después de sufrirle a la bendita tesis) a finales del 2018.

La historia con mi emprendimiento es una montaña rusa de sucesos que comenzó, por ahí del 2013, desde que estaba en primero o segundo semestre de la carrera. Tuve la fortuna de coincidir con Daniel, mi compañero de carrera, aventuras, emprendimientos y, ahora, de vida; y juntos iniciamos nuestro primer proyecto: “Cafévainilla”

Mis más grandes pasiones siempre han sido la moda, el diseño y el arte y “Cafévainilla” comenzó como una fusión de las 3.

Iniciamos en un evento organizado por nuestra facultad, nos inscribimos en una especie de bazar que duraba toda una semana. Pocos días antes del evento generamos nuestras primeras ideas, compramos playeras, tintas de serigrafía, nos pusimos creativos y comenzamos la producción. Imprimimos nuestras ilustraciones en las playeras, teñimos algunas de ellas, les cortamos las mangas a otras, experimentamos, jugamos con colores, texturas, diseños y dejamos el taller hecho un desmadre.

Tuvimos una muy buena aceptación y ¡casi vendimos todo lo que llevábamos!, estábamos soñados. Nos entrevistaron, nos tomaron fotos, nos grabaron, etc. Con el dinero que juntamos del bazar, nos alocamos y rentamos una oficina, por todo un mes, en un coworking. No nos paramos ni una sola vez jaja.

Durante varios meses más, fuimos experimentando con más técnicas de impresión en playeras, sudaderas, chamarras y me aventuré a diseñar y fabricar algunas faldas y blusas. Eventualmente, la universidad fue consumiendo el 100% de nuestro tiempo y abandonamos el proyecto por casi 10 meses  ): 

A partir de aquí fuimos retomando y abandonando el proyecto muchas veces más, dependiendo de la carga que teníamos en la universidad y de algunos otros proyectos en los que nos involucramos. 

En el 2016, fue nuestro regreso triunfal. Decidimos darle un giro a la marca y enfocarnos en diseñar nuevos productos y aquí es donde comenzamos nuestro camino en el diseño y fabricación de bolsas. 

Daniel comenzaba con sus propios proyectos, por lo que decidimos que yo estaría de lleno en “Cafévainilla” y el me ayudaría solo con algunas cosas. 

LAS TRES COLECCIONES

Mi mamá fue mi primera inversionista, gracias a ella pude adquirir una máquina de coser semi-industrial y materiales para iniciar con el nuevo giro de la marca.

Me llene de inspiración y prototipos fallidos y saque la primera línea: «Colección 01» una serie de mochilas y fundas de laptop con materiales metálicos. 

Al principio, fue un rotundo fracaso jajaja la gente le temía a los materiales metálicos, no se usaban todavía y mi colección empezó a vender muuuuuy lentamente. 

Meses después, se pusieron de moda y mi colección resurgió y se convirtió en un éxito.

Duré fabricando y vendiendo estos productos durante más de 1 año mientras planeaba la segunda línea: «Sinestesia». 

Una serie de 4 mini bolsitas estilo «Bucket» con colores alegres y brillantes: rosa, azul, amarillo y naranja. 

Para esta colección me organicé mejor y realicé toda una campaña con sesión de fotos y todo, para hacer una buena difusión en redes sociales y en algunos bazares en los que participé en Ciudad de México. Estas mini bucket bags se convirtieron en el sello de la marca, las personas nos ubicaban por esta bolsita y era un best seller en cada bazar al que íbamos.

Eventualmente, me fastidié de fabricar la misma bolsa, con los mismos materiales y decidí lanzar la tercera (y última) línea de la marca, a la que dejé sin nombre.

Decidí ahora usar piel genuina de vaca y diseñé una línea de mini bucket bags, porta pasaportes, estuche para lentes, fundas para celulares y otros accesorios.

Colaboré con una marca de bambú de mi ciudad y lanzamos unos monederos divinos, me entrevistaron en un programa de radio de la universidad y me hicieron un reportaje en un fanzine feminista local.

Mudé el taller de mi cuarto a una casa-taller que compartí con amigos de la carrera y me invitaron a participar en varias pasarelas.

Todo marchaba viento en popa hasta que por cuestiones de trabajo, servicio social y la bendita tesis, «CaféVainilla» volvió a ponerse en pausa y hasta ahora no ha tenido ningún regreso triunfal y no se si lo tendrá pronto 🙁

EVOLUCIÓN

He intentado retomar «Cafévainilla» en varias ocaciones, no por nada tomé un curso de emprendimiento durante la pandemia.
Me sentía perdida y, con el apoyo  de las ponentes, y de mis compañeras de curso, me sentí lista para volver. Sin embargo, tenía otras cartas sobre la mesa de las cuales podía escoger. 
Tuve la oportunidad de trabajar en un museo que me encanta y al que me gusta dedicarle tiempo, descubrí nuevos hobbies y nuevas pasiones, conocí personas nuevas con las que colaborar, me independicé de mis papás, en pocas palabras, pienso que mi vida, y mis intereses, evolucionaron.  
 

Ahora estoy iniciando una revista de moda online con unas amigas, estoy haciendo proyectos de diseño gráfico y editorial (cosa con la que he soñado desde chica) , esta trabajando en varios proyectos culturales en mi estado y estoy iniciando un proyecto para poder escribir y hablar sobre moda, estilo de vida, vida en pareja, entre otros temas. (ya me dirán ustedes si soy buena para esto de la escritura).

Quería que esta historia, además de inspirar a otras mujeres a emprender, también animara a algunas otras, que sienten que ese proyecto que iniciaron ya les queda corto, a dar ese rico y evolucionar.

No le tengan miedo a cambiar, incluso si eso implica abandonar aquello a lo que le han dedicado tanto tiempo, dinero y esfuerzo, los cambios siempre son para mejorar.
Yo pienso que, aquello que haces con el corazón y la convicción, nunca es tiempo perdido.
Es normal tener pausas en el negocio, aun si son permanentes. Nos ayudan a crecer y evolucionar profesional y personalmente,  a depositar nuestras energías en otras ideas/ proyectos, y son un buen ejercicio para aprender a soltar sin remordimiento lo que ya dejó de aportarnos como antes. 

Son etapas de la vida, y como todas ellas, tienenque terminar para que puedan comenzar las nuevas. Yo no siento que el tiempo que dedique a «CaféVainilla» haya sido tiempo perdido, al contrario, no puedo pensar en cómo pude haberlo ¡aprovechado mejor!

La verdad es que no se si en algún momento vaya a resurgir “Cafévainilla”, ya no me aferro a que así sea, voy con la corriente. Y, si en algún momento me siento lista para volver, ¡estoy segura de que será épico! 

Gracias por leerme, les dejo mis perfiles de instagram por si algún día necesitan un consejo, palabra de aliento, ayuda con algo, lo que sea; siéntase libres de escribirme 😉

IG personal: @veroogueevara

IG CaféVainilla: @cafevainilla

IG Revista de moda: @boffo_magazine

IG Proyecto de diseño: @portafolio.estudio

 

140_logo

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Email

¿Qué te pareció este blog? Compartenos tu opinión, es muy importante para nosotras, ¿Haces lo que te apasiona? ¡Cuéntanos! ¿Cuales son tus proyectos, metas o sueños?

Un comentario en «Historias que Inspiran: Vero Guevara»

  1. El éxito no llega cuando uno quiere sea, es “ en su tiempo y su momento “ la gente no te aplaude porque no está preparada!!! Y tu tiempo es este se aprende y mucho , te deseo lo mejor ahhh soy tu tía !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BLOG EMPRENDEDORAS

No dejes de leer ...

#EdiciónEspecial: Ana Sofía Martínez

«Un emprendedor o una emprendedora, es una persona que transforma entornos desde donde está: como EMPRESARIO/A O COMO COLABORADOR/A.» así suele comenzar Ana Sofí sus conferencias, y para EMPRENDEDORAS ella

#EdiciónEspecial: Nicole Sánchez

Mi nombre es Nicole Sánchez Martínez, tengo 20 años de edad y vivo en la Ciudad de Querétaro, soy estudiante, en la facultad de Psicología de la UAQ, y por

MONETIZACIÓN DE TU EMPRENDIMIENTO

Primero comencemos por entender, ¿Qué es la monetización? La monetización es el conjunto de esfuerzos (estrategias y procesos) de una compañía o emprendedora por generar facturación y beneficios de los

Maternidad y emprendimiento

«Ser una madre emprendedora te proporciona una mayor flexibilidad a la hora de organizar tu tiempo y de poder disfrutar de tus hijos.»   Esta forma de ganarte la vida

Los derechos de la niñas y los niños.

Como parte de esta semana tan importante en el tema de celebrar, cuidar y visibilizar las necesidades de todos nuestras niñas y niños; Nos dimos a la tarea de investigar

Emprendedora, síguenos en nuestras redes sociales.

Scroll hacia arriba