Emprendedoras

Emprendedoras

«Es importante que no dejes de darle valor, por mínimo que sea a eso que haces para enfrentarlo.«

Hola emprendedoras, espero que esta cuesta de enero este siendo benevolente con cada una de ustedes, que sus ánimos estén renovados así como sus fuerzas, de corazón.

Hoy quisiera compartir con ustedes el inicio de año que he tenido, así como lo último que he aprendido en estas semanas.

Pues bien mi año comenzó con trabajo gracias a Dios, un proyecto que resultó ser difícil y pues que se suponía estaría concluido a finales del año pasado, sin embargo, debido al poco conocimiento de ese entonces pero sobre todo a los pensamientos que estuvieron rondando en esos días, este proyecto se complicó y alargó unos días más, después comencé a sentirme mal físicamente y así estuve trabajando un día más hasta que me percaté por la noche que era positivo para COVID 19.

Esto termino por abrumarme aún más; para mí suerte, ese mismo día concluí con el trabajo y pude «descansar” un momento (ya estoy en mi segunda semana) pero bueno ya estaba yo en esta situación, así que aproveché para estudiar estas emociones que llegaban como un vaivén.

La primera era el miedo, al tener poco conocimiento en el problema, me sentía insegura a la hora de tomar decisiones sobre lo que debía reparar en ese momento, así que cada día externaba mis dudas a otros compañeros y al mismo cliente (pues anteriormente trabajó con nosotros y quien fue muy amable), así como con el proveedor directamente.

 

 

La segunda emoción que me invadía era la tristeza, pues cada día que pasaba y sólo daba unos pocos pasos sin un resultado final, me daba cuenta que ese día tampoco podría ya por fin «huir» o concluir, (claro que cuando tuve la oportunidad de analizar esto supe que la tristeza venía un poco del miedo pues no quería seguir enfrentándome a esta situación).

Nuevamente con todo y esta sensación intentaba buscar otra solución y por supuesto al día siguiente llegaba a probarla.

Mi jefe por su parte había programado este servicio por pocos días y para ese entonces ya me había extendido 2 días más, esto me tenía terriblemente angustiada a pesar de que ni el cliente ni él habían objetado ni me molestaban en mis labores, pues ahora comprendo, se percataron de que yo estaba empeñada en conseguir una solución (cosa que mi mente para ese entonces no acaba de comprender y sólo podía alterarse).

Finalmente logré solucionarlo con cierto temor de que realmente esa no fuera la falla y repitiendo en mi cabeza que seguro otra cosa pasaría y temo decirles que así fue, volvieron a llamarme y nuevamente me sometí a esa tensión de encontrar una solución esta me llevó únicamente 1 día más y se arregló a la fecha no he vuelto a tener queja sobre ese proyecto y ya estuve más tranquila en cuarentena.

Esto me enseñó muchas cosas en un período realmente corto de tiempo que ya he venido trabajando, esto es que los miedos están diseñados para enfrentarse, para aprender de ellos y para conocer nuestros límites, así como conocer cómo nos comportamos ante ellos.

Yo tuve la fortuna de poder operar bajo ellos en este tiempo y salí fortalecida, pero si tú aún no te sientes segura sobre poder operar mientras te sientes con miedo, yo quisiera ayudarte diciéndote que primero los identifiques (a veces no los conocemos hasta que los vemos).

Una vez que los tengas es importante que no dejes de darle valor, por mínimo que sea a eso que haces para enfrentarlo, quizá hablar con un cliente te aterra pero eres capaz de enviarle un mail, eso es trabajo personal, pues enfrentas tu temor al rechazo no lo des por sentado.

Otro punto clave es que seas honesta contigo mira a tu alrededor observa que tu entorno quizá no está siendo tan castigador como tú puedes llegar a creerlo en tu mente y si te descubres en este pensamiento en que todos te esperan únicamente a ti piénsatelo 2 veces esto calmará tu ansiedad así como respirar profundamente antes de tu actividad.

El consejo que creo que es el más importante que ojalá te ayude mucho: analiza lo que estás haciendo intenta poner toda tu atención en esa actividad que estás llevando a cabo, así no sentirás que algo te faltó ni te sentirás como yo, con ese miedo de no haber hecho todo paso a paso y en total concentración por estar poniendo atención en tus pensamientos y sentimientos de auto sabotaje que al final terminar convirtiéndose en «profecías cumplidas»  aunque estas realmente no son más que nuestras propias acciones manifestándose más tarde y reforzando nuestras creencias negativas.

ÁNIMO EMPRENDEDORA ojalá esta pequeña guía sea de mucha ayuda para ti y ojalá que este año todas nosotras podamos vencer muchos de nuestros miedos, tomadas de la mano y mirando siempre el momento presente, que este año sea maravilloso para ti.

Gracias por leerme.

140_logo

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Email

¿Qué te pareció este blog? Compartenos tu opinión, es muy importante para nosotras, ¿Haces lo que te apasiona? ¡Cuéntanos! ¿Cuales son tus proyectos, metas o sueños?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BLOG EMPRENDEDORAS

No dejes de leer ...

#EdiciónEspecial: Ana Sofía Martínez

«Un emprendedor o una emprendedora, es una persona que transforma entornos desde donde está: como EMPRESARIO/A O COMO COLABORADOR/A.» así suele comenzar Ana Sofí sus conferencias, y para EMPRENDEDORAS ella

#EdiciónEspecial: Nicole Sánchez

Mi nombre es Nicole Sánchez Martínez, tengo 20 años de edad y vivo en la Ciudad de Querétaro, soy estudiante, en la facultad de Psicología de la UAQ, y por

MONETIZACIÓN DE TU EMPRENDIMIENTO

Primero comencemos por entender, ¿Qué es la monetización? La monetización es el conjunto de esfuerzos (estrategias y procesos) de una compañía o emprendedora por generar facturación y beneficios de los

Maternidad y emprendimiento

«Ser una madre emprendedora te proporciona una mayor flexibilidad a la hora de organizar tu tiempo y de poder disfrutar de tus hijos.»   Esta forma de ganarte la vida

Los derechos de la niñas y los niños.

Como parte de esta semana tan importante en el tema de celebrar, cuidar y visibilizar las necesidades de todos nuestras niñas y niños; Nos dimos a la tarea de investigar

Emprendedora, síguenos en nuestras redes sociales.

Scroll hacia arriba