Emprendedoras

Emprendedoras

«El amor ha sido el opio de las mujeres como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban.

Tal vez no se trate de que el amor en sí sea malo, sino de la manera en que se empleó para engatusar a la mujer y hacerla dependiente, en todos los sentidos.»

Kate Millet

 

Desde una mirada patriarcal se ha pensado que el amor tiene una raíz biológica, que es inherente al género y propone que tanto mujeres como hombres tenemos diferentes formas de amar, a las mujeres se nos atribuyen características como: cuidadoras, fieles, leales, comprometidas, emocionales, amorosas y sumisas.

Por supuesto, que en esta conceptualización se incluye el deseo sexual femenino, el cual sigue siendo un tema tabú, ya que las mujeres no debemos expresarlo, puesto que socialmente cuando una mujer vive, disfruta y habla de su sexualidad es relegada y juzgada por esta mirada patriarcal. 

Por otra parte, el amor en los hombres se concibe de una forma diametralmente opuesta, ya que a la masculinidad hegemónica se le atribuyen características como el ser fríos, fuertes, controlar emociones, sin embargo “no saben controlar sus instintos sexuales”, infieles por naturaleza, racionales, entre otras.

________________

No sé ustedes pero mientras yo crecía con esta idea del amor, rodeada de canciones, películas y caricaturas que sustentaban esto, recuerdo en algunas ocasiones haberlo cuestionado: ¿por qué ellos sí pueden y yo no?, ¿por qué tengo que llegar más temprano?, ¿por qué yo recojo la mesa y él no?, ¿por qué soy yo quién debe “darse a respetar”?, ¿por qué él no puede respetarme?” y la respuesta que recibía era: “así es para los hombres, las mujeres somos diferentes”.

________________

 

 

Hoy en día seguimos luchando por desmitificar el amor romántico, hoy sabemos que es una construcción que favorece al capitalismo y que definitivamente nos oprime como mujeres. Nos controla porque nos hace creer que necesitamos este tipo de amor para tener una vida completa y feliz, nos hace creer en que algún día “encontraremos una media naranja” o que si “luchamos por el amor” entonces lo conseguiremos.

Esta forma de concebir el amor fortalece y justifica acciones que contribuyen a que las relaciones entre mujer y hombre sean desiguales.  Autoras como Coral Herrera nos invitan en su libro  Mujeres que ya no sufren por amor a conocer y profundizar sobre el tema.

Las mujeres desde que somos pequeñas hemos estado marcadas por el amor, hemos sido socializadas para agradar, cuidar, complacer y anteponer la vida y deseos de otros antes que la nuestra, es decir, mientras los hombres piensan en ellos como sujeto nosotras somos objeto, mientras ellos construyen, nosotras amamos y esto podemos observarlo desde que somos pequeñas, cuando ellos trepan árboles, nosotras cuidamos de nuestra muñeca.

________________

Para complacer y agradar se nos han marcado estándares exigentes que “debemos” cumplir para ser “deseadas”, estándares de belleza que nos implican perder gran cantidad de tiempo y dinero. Una vez más mientras nosotras invertimos nuestro tiempo y dinero para ser “deseadas” ellos lo invierten  en obtener grados y comprar propiedades.

________________

Esto ha traído como consecuencia una desconexión profunda con nosotras mismas, con nuestra cuerpa, dudamos de nuestra intuición y desconfiamos de nuestro juicio aunque muy en el fondo de nosotras y de nuestro útero sabemos que algo no anda bien y que este tipo de amor no nos funciona.

Entonces, si no confío en mi juicio, si no me conozco, si no sé qué sueño, quién soy, qué anhelo, tal vez sea porque he pasado mi vida cuidando de otro/otra. Si hoy en día no sé responder esto seguramente es que he antepuesto el cuidado de otras personas antes que el mío y muy probablemente esto sea por querer cumplir el mandato patriarcal que contribuye a perpetuar el modelo idealizado del amor.

Lo que no se nombra no existe y el día de hoy estamos nombrando esta forma de opresión, conocernos y conocer cómo hemos estado amando, es una forma de autocuidado y el autocuidado es una forma de rebelarnos contra este sistema que nos oprime.

Acompañémonos en este camino, cuidemos de la otra, emprendamos, alcemos la voz, gritemos fuerte y démosle vida a nuestra rebeldía que por tantos siglos han acallado.

«El día en que una mujer no pueda amar con toda su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella como para el hombre fuente de vida y no una trampa mortal.»

Simone de Beauvoir

 

Referencias bibliográficas

Beauvoir, S. (1987). El segundo sexo. Buenos Aires: Ed. Siglo XXI (1a. ed.).

Herrera, C.l (2018). Mujeres que ya no sufren por amor. España: Ed. La catarata (Asociacion      los libros de catarata).

Millet, K. (2017). Política Sexual. España: Ed. Cátedra.

**Todas las imágenes fueron extraídas de fuertes externas en internet.

140_logo

Compartir:

Facebook
WhatsApp
Email

¿Qué te pareció este blog? Compártenos tu opinión, es muy importante para nosotras, ¿Haces lo que te apasiona? ¡Cuéntanos! ¿Cuáles son tus proyectos, metas o sueños?

Un comentario en «El amor romántico: la gran mentira que nos contaron.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BLOG EMPRENDEDORAS

No dejes de leer ...

#EdiciónEspecial: Ana Sofía Martínez

«Un emprendedor o una emprendedora, es una persona que transforma entornos desde donde está: como EMPRESARIO/A O COMO COLABORADOR/A.» así suele comenzar Ana Sofí sus conferencias, y para EMPRENDEDORAS ella

#EdiciónEspecial: Nicole Sánchez

Mi nombre es Nicole Sánchez Martínez, tengo 20 años de edad y vivo en la Ciudad de Querétaro, soy estudiante, en la facultad de Psicología de la UAQ, y por

MONETIZACIÓN DE TU EMPRENDIMIENTO

Primero comencemos por entender, ¿Qué es la monetización? La monetización es el conjunto de esfuerzos (estrategias y procesos) de una compañía o emprendedora por generar facturación y beneficios de los

Maternidad y emprendimiento

«Ser una madre emprendedora te proporciona una mayor flexibilidad a la hora de organizar tu tiempo y de poder disfrutar de tus hijos.»   Esta forma de ganarte la vida

Los derechos de la niñas y los niños.

Como parte de esta semana tan importante en el tema de celebrar, cuidar y visibilizar las necesidades de todos nuestras niñas y niños; Nos dimos a la tarea de investigar

Emprendedora, síguenos en nuestras redes sociales.

Scroll hacia arriba